Del SEO al “BEO”: el balance de expresiones online para medir la reputación en internet

Definitivamente trabajar en la reptuación online de una marca es uno de los principales objetivos del departamento de Marketing y Comunicación de cualquier empresa que quiera hacer un trabajo de branding aggiornado a los tiempos que corren. Las herramientas de analísis son nuestras principales aliadas para saber en “qué” y “cómo” trabajar. De esta manera ahorramos tiempo, esfuerzo y, como consecuencia, dinero.

En este sentido posteamos esta intesante novedad. Se trata de una herramienta desarrollada por la agencia d+i Llorente & Cuenca  que permite medir el balance de las expresiones online (BEO) de una marca.

Les dejamos este artículo donde se describe de qué manera trabaja la herramienta y cuáles son las primeras conclusiones que se extraen a partir de su utilización.

“Ante el reto reputacional que supone internet para el sector empresarial, d+i LLORENTE & CUENCA, el Centro de Ideas, Análisis y Tendencias de la Consultora líder en el mercado hispano-portugués, en colaboración con Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership, ha creado una herramienta única que analiza de forma rigurosa las expresiones en Internet y su impacto en las dimensiones que configuran la reputación de las empresas: el Balance de Expresiones Online (BEO)

A través del BEO se estudian las expresiones públicas significativas realizadas por los distintos públicos sobre una empresa en internet, identificando las principales áreas de oportunidad y riesgo reputacional, ofreciendo un mapa de los stakeholders más activos y de los espacios a considerar para desarrollar una estrategia de posicionamiento online.

Con una periodicidad semestral, esta herramienta ofrece un seguimiento de la situación de las principales marcas corporativas en la Red, con la intención de que las ayude a gestionar su reputación corporativa y a crear valor. Así, la primera oleada del BEO recoge los resultados y conclusiones del análisis de un total de 32.768 URLs, 15.218 menciones, 41 marcas y 11 sectores en la red de tiempo real Twitter, la red social Facebook, la red multimedia Youtube y la red hipertextual Google; y todo ello, de acuerdo con el modelo RepTrak de Reputation Institute, uno de los principales estándares a nivel mundial para la medición de la reputación corporativa desarrollado en colaboración con el Foro de Reputación Corporativa (fRC).

Según Adolfo Corujo, Socio y Director Senior de LLORENTE & CUENCA, “este estudio es una herramienta única para conocer la posición de las compañías en las redes a partir de dos variables de análisis: la notabilidad y la notoriedad. Hoy, posicionarse favorablemente en el entorno online, con 2.000 millones de usuarios interconectados, constituye una verdadera necesidad para mejorar la reputación de las compañías”.

Así, de esta primera oleada del BEO se extraen las siguientes conclusiones:

1. La crisis pasa factura a la reputación de las empresas en internet, siendo las dimensiones más afectadas en el momento actual Gobierno, Trabajo y Finanzas, mientras los atributos de reputación más dañados por el contexto social son la ética empresarial y el uso responsable del poder; los que atañen a la preocupación por el bienestar de los empleados y a una retribución justa de su trabajo; así como los que se refieren a la generación de buenos resultados y beneficios.

2. Las empresas hacen sus deberes en Marketing y Comunicación –dando a conocer su oferta, logrando una buena valoración en la Red y sabiendo propagar sus acciones responsables-, pero suspenden en el diálogo con los clientes, situando el atributo de ‘gestión satisfactoria de sus reclamaciones’ en un cuadrante insuficiente.

3. Los empleados se sitúan en un cuadrante suficiente de expresión online, siendo de los que mejor valoran a las empresas pero sin gozar aún de suficiente voz en las Redes; Es necesario otorgarles notoriedad e identificar vías de acción para impulsar su participación. En el extremo opuesto, los activistas, ONG, sindicatos… son los que peor valoran a las empresas, no habiendo adquirido aún suficiente capacidad de propagación en la Red pero siendo su notoriedad un riesgo que merece especial atención.

4. Las empresas se olvidan de la Web. A través de sus departamentos de Marketing y Comunicación se han volcado en la red social Facebook y posicionan contenidos audiovisuales en Youtube, pero se estima urgente la transición del 1.0 al 2.0, siendo en la red hipertextual (blogs, foros, sitios, agregadores y demás formatos de la Web) donde peor se valoran y más son mencionadas.

5. A las empresas les cuesta Twitter. El diálogo directo y ágil entre las organizaciones y sus interlocutores es un esfuerzo necesario para mejorar la reputación de las marcas corporativas en la red de tiempo real, un entorno que ya supera los 140 millones de usuarios y en donde claramente deben estar muy presentes”.

Para más información, se puede consultar los resultados y conclusiones de la primera oleada del Balance de Expresiones Online, así como el siguiente enlace (Aquí) para conocer más sobre el método de diagnóstico BEO.

 

Fuente: http://www.marketingdirecto.com

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Herramientas, Novedades y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s